(505) 2276-0241 Contáctanos
Foto. Augusto César Suarez

Hoy alrededor de las 11:00 de la mañana  de este 31 de julio,  fue profanada la Capilla de la consagrada y venerada imagen de la Sangre de Cristo en Catedral Metropolitana de Managua, donde un incendio en el interior de la Capilla ocasionó cuantiosos daños a la infraestructura, pero sobre todo a la imagen preciosa de la Sangre de Cristo, la que ha permanecido en nuestro país por más de 383 años, siendo una de la imágenes más veneradas y significativas de la fe del pueblo católico de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua.

El acto de sacrilegio es más grave aún, considerando el hecho de que a los pies de la consagrada imagen, se encontraba reservado el Santísimo Sacramento en el Sagrario.

Desde el medio día de este viernes han circulado por los medios de comunicación y las distintas redes sociales de parroquias y fieles las  imágenes y videos donde se logra ver la magnitud de los daños estructurales y sobre la imagen de Nuestro Señor en la cruz, originando una cadena de  actos, misas y oraciones en desagravio.

Por su parte, la Arquidiócesis de Managua  emitió un comunicado donde expresa su condena  a los actos acontecidos e invita a todos los fieles y pueblo católico a permanecer en constante oración para derrotar estas fuerzas del mal que hoy atacan a nuestros templos.  En el transcurso de las horas se espera un mayor informe de las investigaciones por parte de las autoridades correspondientes.

Les invitamos elevar oraciones de desagravio por esta profanación sin escrúpulos al templo donde manifestamos nuestra FE.

Oremos por la conversión de los hombres e imploramos la Misericordia de Dios.

Acto de Desagravio:

(Después de cada invocación se responde: 
«te rogamos, escúchanos»)

Señor perdona todos los sacrilegios eucarísticos.
Señor perdona todas las santas comuniones indignamente recibidas.
Señor perdona todas las profanaciones al santísimo sacramento del altar.
Señor perdona todas las irreverencias en la Iglesia.
Señor perdona todas las profanaciones, desprecios y abandono de los sagrarios.
Señor perdona todos los que han abandonado la iglesia.
Señor perdona todo desprecio de los objetos sagrados.
Señor perdona todos los que pasaron a las filas de tus enemigos.
Señor perdona todos los pecados del ateísmo.
Señor perdona todos los insultos a tu santo nombre.
Señor perdona toda la frialdad e indiferencia contra tu amor de redentor.
Señor perdona todas las irreverencias y calumnias contra el Santo Padre.
Señor perdona todo desprecio de los obispos y sacerdotes.
Señor perdona todo desprecio hacia la santidad de la familia.
Señor perdona todo desprecio a la vida humana

¡Oh Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo! ¡Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no os aman! … Y por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, os pido la conversión de los pecadores.  Amén.

 

¡Viva la Sangre de Cristo!… La Sangre de Cristo tiene poder!!!

Jesús por todas tus penas… misericordia Señor