(505) 2276-0241 Contáctanos

“Es la pedagogía de la encarnación, de la inculturación; no sólo en las culturas lejanas, sino también en la propia parroquia, en la nueva cultura de los jóvenes”. Lo recordó el Santo Padre en su homilía de la Misa Crismal celebrada esta mañana en la Basílica de San Pedro.

María Fernanda Bernasconi – Ciudad del Vaticano

“Al leer los textos de la liturgia de hoy me venía a la mente, de manera insistente, el pasaje del Deuteronomio que refiere la cercanía de Dios y nuestra cercanía apostólica”. Lo dijo el Papa Francisco al comenzar su homilía en el inicio del Triduo Pascual de este año, que empieza, precisamente, con la solemne celebración de la Santa Misa Crismal.

Dirigiéndose a los queridos hermanos, y de modo especial a los sacerdotes de la diócesis de Roma y de las demás diócesis del mundo el Santo Padre explicó que en este texto del profeta Isaías contemplamos al enviado de Dios ya “ungido y enviado”, en medio de su pueblo, cercano a los pobres, a los enfermos, a los prisioneros… y al Espíritu que “está sobre él”, que lo impulsa y lo acompaña por el camino.

Fuente: vaticannews.va