(505) 2276-0241 Contáctanos
(Vatican Media)
En la solemnidad del Bautismo del Señor, el Papa Francisco administra el Sacramento del Bautismo a 32 recién nacidos durante la tradicional Misa con rito bautismal presidida en la Capilla Sixtina del Vaticano.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Se trata de una costumbre iniciada por San Juan Pablo II y con la que se pretende recordar el día en el que Jesús fue bautizado en el río Jordán. El Papa Francisco, siguiendo dicha tradición, hoy ha bautizado a un total de 32 niños en la Capilla Sixtina, entre los que se encontraban 15 niñas y 17 niños.

En su homilía  – que ha pronunciado espontáneamente – el Papa ha explicado a los papás que al bautizar a sus hijos, hacen “un acto de justicia” porque en el Bautismo “le damos un tesoro” y no es otro que “el Espíritu Santo”. Por tanto, al bautizar a sus hijos “hacen que salgan y crezcan con el poder del Espíritu Santo”. Este poder – dice el Papa – “lo defenderá” y “lo ayudará a lo largo de su vida”, de ahí la insistencia del Pontífice en bautizar a los niños.

En su reflexión, Francisco también ha pedido a los padres que pongan atención en que los niños “crezcan con la luz y con la fuerza del Espíritu Santo” mediante la catequesis, la ayuda, la enseñanza y los ejemplos que les darán en casa.

Antes de concluir, bromeando, les ha dicho que no se preocupen si los bebés empiezan a llorar y gritar, pues “una vez que uno dé el “la” – ha dicho – todos empiezan el concierto”. Por último, ha dicho a las mamás que no tengan apuro en dar de amamantar a sus hijos y que no se olviden que son los padre quienes “llevan el Espíritu Santo dentro de los niños”.

 

fuente: vaticannews.va