(505) 2276-0241 Contáctanos

Qué es el Ayuno?

Es un sacrificio para expulsar demonios y atraer bendiciones.

Beneficios Espirituales del Ayuno

El ayuno es un arma poderosa en la vida cristiana y sirve para mejorar en la vida de fe.

  • Es la privación de un bien por la elección de un bien mayor, fortalecer la voluntad para alejarse del pecado.
  • Da equilibrio a la vida espiritual, le quita el control a las pasiones, estar en la mejor disposición para volver a la Palabra De Dios, La Eucaristía y el Rosario por medio del sacrificio, humildad, sobriedad e inspección.
  • Es el primer paso para tener control sobre uno mismo
  • Ayunar ayuda a hacer más espacio para Dios en nuestra vida.
  • El primer ayuno fue ordenado por Dios a Adán en el Jardín del Edén, no era porque el árbol era malo, sino que el fruto estaba destinado “a ser comido en el tiempo correcto y el camino correcto». «De la misma manera, nos abstenemos de los bienes creados para que podamos disfrutarlos en el momento adecuado y la manera correcta”.

¿Cómo sabemos que sirve?

Esta clase de demonio no se va sino con oración y ayuno.
MATEO 17: 20-21

Formas de Ayunar

  1. Pan sin sabor ni levadura, con té por la mañana. Comida y cena ligera (almuerzo).
  2. Desayuno y cena: Té y pan. Comida ligera.
  3. Todo el día agua, té y pan.
  4. Una comida fuerte y dos colaciones: té o leche.

Ayuno Semanal

La propuesta es hacerlo a pan y agua y de preferencia los viernes, día en que la Iglesia recuerda la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. De no ser posible ayunar por motivos de salud, se recomienda poner en práctica la abstinencia de algún alimento de nuestra predilección e igualmente ofrecerlo por las 3 intenciones: la Paz, la Familia y la Libertad.

Oración para Iniciar el Ayuno

Dios Padre Todopoderoso, vengo ante Ti a ofrecer mi ayuno, unida (o) a todos los cristianos que están ayunando en el mundo a pan y agua, como penitencia y sacrificio, para que fortalezcas nuestro espíritu, aumentemos en humildad y rechacemos el pecado; uniéndonos a la Cruz de Jesucristo Nuestro Salvador.
Pido al Espíritu Santo nos dé la fuerza necesaria para no fallar y a Santa María, nos dé la gracia de ayunar con alegría, y nos acompañe durante este día en el que ofrecemos nuestro sacrificio al padre en desagravio a los Corazones de Jesús y María, por los sacerdotes y consagrados, por la paz, la familia y la libertad en _________ (Su país), en reparación de nuestros pecados, la conversión de los pecadores y la salvación de las almas. Amén

 

fuente: materfatima.org00